Los 7 asesinos seriales mexicanos más temibles de la historia

Publicidad

¿Qué es un asesino serial? Es una persona que mata a alguien, se toma un lapso de tiempo y vuelve a planificar otro asesinato. A lo largo de la Historia siempre han existido los asesinos seriales, sin embargo, no fue hasta el siglo 19 cuando comenzaron a tener mayor popularidad en la sociedad, además de que también comenzaron a aparecer muchos más. El gran ejemplo de los asesinos seriales es, sin duda, el caso de Jack el Destripador, quien aterró a toda Inglaterra durante un gran lapso de tiempo. De ahí en adelante, sabemos que han existido muchos otros asesinos similares, aunque más que nada en países como Estados Unidos.

Sin embargo, aunque pueda resultar un tanto increíble y triste a la vez, es que también han existido muchos asesinos seriales en México, quienes han cometido crímenes tan horribles que seguramente te provocarán escalofríos.

Aquí te mostramos algunos ejemplos que te robarán el sueño. 

Publicidad

1. "Las poquianchis"

"Las poquianchis"

Crédito: marcianosmx.com

Gracias a la película que justamente lleva ese título, se hizo reconocido el caso de “las poquianchis”, 4 hermanas que fueron culpadas por 90 asesinatos, a pesar de que se cree que cometieron muchos más entre 1945 y 1964. Para ejecutar sus crímenes se aprovechaban de tener burdeles, así que reclutaban a mujeres desesperadas, las engañaban para terminar torturándolas y matándolas sin piedad alguna.

2. El narco satánico

El narco satánico

Crédito: Clauzzen

Adolfo de Jesús Constanzo fue el líder de los “Narcosátanicos”, una secta que hacía sacrificios humanos y, al mismo tiempo, distribuía drogas en la frontera norte de México. Cuando la policía encontró el rancho donde él y sus seguidores llevaban a cabo los crímenes, encontraron un caldero con sangre humana seca, un cerebro humano y una fosa común con 12 cadáveres a los que les faltaba el cerebro y el corazón. Al verse descubierto, Constanzo le pidió a uno de sus discípulos que lo matara para no ir preso, cosa que el discípulo obedeció a la perfección.

3. Raúl Osiel Marroquín Reyes

Raúl Osiel Marroquín Reyes

Crédito: Criminalia

Este tipo nacido en 1980 fue responsable del secuestro de 6 hombres y la muerte de 4 de ellos, crímenes que cometió a lo largo del 2005. Todas sus víctimas eran homosexuales, a los que abordaba para luego llevar a cabo sus planes homofóbicos. A principios del 2006 lo arrestaron y actualmente está en prisión orgulloso de sus crímenes.

4. La mataviejitas

La mataviejitas
Con su apodo ya se sabe a qué se dedicaba Juana Dayanara Barraza Samperio, una asesina serial que entre los años 90 y parte de la década del 2000 mató a 17 ancianas, a las cuales visitaba haciéndose pasar por enfermera con el fin de robarles. Fue detenida en el 2006 y actualmente está en prisión. Como dato curioso, era una luchadora libre.

5. Gregorio Cárdenas

Gregorio Cárdenas
“El estrangulador de Tacuba” mató a 4 mujeres en un período de 15 días. Lo curioso de su caso fue que estuvo preso y, en la cárcel, tuvo la oportunidad de cursar una licenciatura en Derecho. Se volvió un prisionero ejemplar y, por ello, lo dejaron en libertad antes de tiempo. Falleció el 2 de agosto de 1999.

6. Felícitas Sánchez Aguillón

Felícitas Sánchez Aguillón

Crédito: Escrito con sangre

Conocida como “la Ogresa de la colonia Roma”, Felícitas fue una mujer despiadada que, se cree, torturó y asesinó alrededor de 50 niños durante la década de los años 30. Era enfermera de profesión y practicaba abortos ilegales. Pero, además de eso, secuestraba y llevaba a cabo sus macabros crímenes. En el 41 fue detenida, se encontraron fotos y hasta un cráneo en su casa, pero fue liberada luego de 3 meses porque supuestamente amenazó con revelar qué mujeres importantes se practicaron un aborto con ella. Poco tiempo después de ser liberada se suicidó.

7. Guadalupe Martínez de Bejarano

Guadalupe Martínez de Bejarano
Esta mujer fue de los primeros asesinos seriales en México. Sus crímenes los llevó a cabo en la segunda mitad del siglo 19. En total mató a 3 niñas, a las cuales torturó previamente, quemándolas o flagelándolas de manera brutal. Afortunadamente la descubrieron y murió en la cárcel.
Publicidad

¿Qué te pareció?