7 Libros famosos que fueron rechazados por las editoriales antes de convertirse en exitosos libros alrededor del mundo.

Todos conocemos libros clásicos que son parte de la cultura general e importantes elementos de la literatura clásica de la historia del mundo, con el tiempo y gracias a sus historias y el talento de sus escritores hemos podido conocer estas obras como algo clásico y parte importante en el mundo de las letras.

Ahora, además de esos libros clásicos, a lo largo de los años han aparecido nuevos libros y escritores que se vuelven muy exitosos por la calidad de sus historias, por su talento o simplemente porque a los lectores les encantan los personajes y las tramas, sin embargo, muchos de estos escritores se las vieron negras cuando comenzaron a enviar sus manuscritos a las editoriales antes de ser famosos y exitosos. Nadie quería publicar estas historias, pero finalmente hubo una editorial que se arriesgó y resultó en algo sumamente exitoso que incluso ha llegado a la pantalla grande.

Hoy te contamos sobre esos libros que fueron rechazados por múltiples editoriales antes de convertirse en las exitosas historias que conocemos actualmente.

1. El Gran Gatsby de Scott Fitzgerald.

El Gran Gatsby de Scott Fitzgerald.

Crédito: Teen Vogue / Daily News.

Fue rechazado muchas veces por editoriales pero finalmente fue publicado en 1925, vendiendo millones de copias.

2. El Señor de las Moscas de William Golding.

El Señor de las Moscas de William Golding.

Crédito: Bustle / Wikimedia.

Le dijeron que era basura y aburrido cuando lo llevó a las editoriales, pero finalmente se publicó en 1954.

3. Lo Que El Viento Se Llevó de Margaret Mitchell.

Lo Que El Viento Se Llevó de Margaret Mitchell.

Crédito: Bustle / Killinoir.

Fue rechazado 38 veces antes de ser publicado y vender más de 30 millones de copias.

4. El Diario de Ana Frank de Ana Frank.

El Diario de Ana Frank de Ana Frank.

Crédito: Straits Times.

Más de 15 editoriales pensaron que el diario de una niña no se vendería, pero después de ser publicado en 1952 se convirtió en un clásico.