Descubre qué actores desafiaron a Televisa... y sobrevivieron para contarlo

Publicidad

Los años en que Televisa podía darse el lujo de vetar a sus actores ya pasaron. Pero hubo un tiempo en que a los artistas les daba miedo incluso conceder una entrevista en la calle o en un evento público a cualquier otra televisora. Si se atrevían a hacerlo, era muy probable que acabaran siendo vetados y mandados al inframundo de los actores sin trabajo, o que debían luchar contra viento y marea para levantar proyectos independientes, lejos de los reflectores de la televisora de San Ángel, para sobrevivir.

 

Sin embargo, hubo algunos que desafiaron las leyes impuestas por Televisa y decidieron participar en la competencia. ¿Las razones? Mejores contratos, proyectos más interesantes o simple rebeldía. Algunos se arrepintieron el resto de sus carreras, pero otros, en cambio, salieron triunfantes a pesar de los malos augurios.

 

Incluso, algunos fueron convocados de nuevo por Emilio Azcárraga Jean para reintegrarse a la televisora, y han podido trabajar lo mismo en una u otra empresa, en México o en otros países, lo mismo en televisión, cine o teatro, sin tener que pedirle permiso a nadie.

Publicidad

1. Ana Colchero

Ana Colchero
0
0 Votes

Crédito: Internet.

Se encontraba en los cuernos de la luna gracias a que algunas de sus telenovelas en Televisa como Corazón Salvaje (1994) y Alondra (1995) alcanzaron altos niveles de audiencia y se vieron en varios continentes. Sin embargo, cuando el productor Epigmenio Ibarra se acercó a la actriz para ofrecerle el proyecto de Nada Personal (1996), con un mejor salario y una historia novedosa, no se lo pensó dos veces y de inmediato firmó contrató con el también director general de Argos. A partir de ese momento, no se volvió a decir una sola palabra de la actriz en ningún programa de Televisa. En 2006 Ana Colchero se retiró de la actuación para dedicarse por entero a la literatura. Hasta el momento ha escrito cinco novelas que se han publicado en México y España.

2. Verónica Castro

Verónica Castro
0
0 Votes

Crédito: Internet.

Tras haber protagonizado Los ricos también lloran (1979) y El derecho de nacer (1980), Verónica Castro decidió aceptar un protagónico en una telenovela argentina que se llamó El rostro del amor (1982). A la actriz le avisaron por larga distancia que a partir de ese momento estaba vetada en Televisa. Así que decidió mudarse a Buenos Aires de manera definitiva y estelarizó otros cuatro melodramas. Sin embargo, a finales de los 80, el productor Valentín Pimstein convenció a los ejecutivos de Televisa para que perdonaran a la actriz y la trajo de regreso a México para Rosa Salvaje (1988). Desde entonces, se volvió una de las conductoras consentidas con sus emisiones nocturnas en los noventa.

Publicidad

3. Gloria Trevi

Gloria Trevi
0
0 Votes

Crédito: Internet.

TV Azteca lanzó el anzuelo y pescó. Cuando Gloria Trevi brillaba en los foros de Televisa, Salinas Pliego le ofreció un jugoso contrato que la intérprete de Zapatos Viejos no pudo rechazar. Sin embargo, lejos de cavar una tumba a su alrededor, la empresa que ya para entonces dirigía Emilio Azcárraga Jean (el tercero de la dinastía de los Azcárraga), le ofreció un contrato aún más elevado y la Trevi regresó a Televisa. Eso, desde luego, enojó a la televisora del Ajusco que desde entonces la condenó al inframundo de las notas amarillistas.

4. Lucero

Lucero
0
0 Votes

Crédito: Internet.

Tras haber dado a conocer que ella había vetado a Televisa, y no al revés, la cantante y actriz se mudó a Miami para trabajar primero en Telemundo, donde su programa de reallity fue un fracaso (por lo que la empresa decidió terminar el contrato), y después a Univisión y Brasil donde protagonizó una telenovela. Fue entonces que Televisa decidió volver a llamarla para que formara parte del jurado de La Voz Kids. Desde entonces, Lucero firmó un millonario contrato de exclusividad con la empresa y, a pesar de los escándalos, se decidió borrón y cuenta nueva.