Encontró a la mujer de su vida mientras hacía fila para cargar gasolina.

Publicidad

La mayoría de los seres humanos buscamos a alguien especial, para compartir nuestras vidas con ellos, alguien que nos comprenda, que nos ame, que nos cuide, en pocas palabras una pareja o como también le llaman, un alma gemela. Muchas de estas personas dedican tiempo exclusivo a la búsqueda de su verdadero amor, algunos con éxito y algunos desgraciadamente no hemos tenido el gusto de conocer a nuestro verdadero amor, pero te has hecho esta pregunta ¿Estoy buscando en el lugar correcto?, tal vez no, acompáñanos a leer esta historia de amor...

...Esto ocurrió en la alcaldía Cuauhtemoc, Ciudad de México, donde un hombre encontró al amor de su vida formado en una gasolinera, pues después de una larga jornada de espera, varios automovilistas hicieron amistad, jugaron juegos de mesa, brindaron con cerveza y rieron en una hermosa velada .

Sin embargo el amor llegó a los corazones de Macario y Maria los cuales platicaron aislados durante varias horas y después de varios tragos los dos jóvenes se metieron a un automóvil (sin gasolina claro) en donde convivieron hasta el amanecer.

Un sujeto que estaba delante de ellos capto el momento exacto cuando Macario con 2 litros de gasolina en la mano le pidió que fuera su novia, varios automovilistas que se encontraban esperando su turno alentaron a María a que le diera el sí.

Los curiosos pensaron que sería un soldado caído pero después de varios minutos de espera María lo abrazó lo besó y le dijo que quería pasar el resto de su vida con Macario, sellaron su pacto de amor enjuagándose las manos con gasolina para siempre recordar el lugar donde se conocieron.

Entre risas y emociones encontradas ambos jóvenes abandonaron el lugar con su tanque lleno y su corazón contento. 

Es una historia muy curiosa, ¿Quién lo hubiera imaginado?, creo que el amor llega en momentos inesperados, por eso es que el amor es tan maravilloso, siempre tiende a sorprendernos. 

 

Imagen de José
José 20/01/2019 0 visitas

¿Qué te pareció?