Esto es lo que sabemos hasta el momento de Coco, la película de Pixar ambientada en México

Publicidad

El 27 de octubre se estrenará la nueva película animada de Pixar, Coco, ambientada en el México rural durante la celebración del Día de Muertos.

 

Dirigida por Lee Unkrich (Toy Story 3/2010) y con las voces de Antohny González, Gael García Bernal, Ana Ofelia Murguía y Edward James Olmos, la cinta cuenta la historia de un niño que desea ser músico pero se topa con la negativa de su familia que esconde un misterioso secreto detrás de esa prohibición.

 

La película número 19 de la Casa Pixar, que ha dado al mundo maravillas como Toy Story (1995), la primera película totalmente hecha por computadora, Buscando a Nemo (2003), Up (2009) y Monsters University (2013) abrirá el Festival Internacional de Cine de Morelia, que este año celebra su 15 aniversario, para ser estrenada a nivel nacional una semana después, antes que en ningún otro país.

 

De acuerdo con los propios realizadores, Coco es un canto de amor a México, a su cultura y tradiciones. La animación recrea con maestría todos esos colores de los pueblos coloniales que se han convertido en una marca nacional ante el resto del mundo. Es, también, una cinta sobre cómo perseguir tus sueños y sobre la identidad, ya que el personaje principal hace un viaje al mundo de los muertos para saber de dónde viene y quiénes son sus antepasados.

 

A continuación te presentamos algunas de las cosas más curiosas de Coco, una cinta que, incluso antes de que fuera lanzado el primer tráiler hace un par de meses, ya había desatado algunas controversias que obligaron a Pixar a cambiar algunos de sus planes.

 

Publicidad

1. El niño que quiere ser músico

El niño que quiere ser músico
0
0 Votes

Crédito: Pixar.

El argumento se centra en Miguel Rivera, un niño de 12 años que vive en un pueblo de México con su abuela materna y su perro Dante, un xoloitzcuintle que siempre anda con la lengua de fuera y que lo acompaña en todas sus aventuras. Miguel quiere ser músico, como su admirado Ernesto de la Cruz, pero su familia se opone a ello por una misteriosa razón que el niño no alcanza a entender. Para descubrir el secreto que se esconde en su familia debe viajar al Mundo de los Muertos, donde guiado por Héctor, un músico bohemio argüendero, logra encontrar a sus antepasados, quienes le revelarán la clave para entender sus orígenes y su destino.

2. El director detrás de Coco

El director detrás de Coco
0
0 Votes

Crédito: Disney.

Lee Unkrich entró a trabajar en 1994 a los estudios de animación de Pixar. Desde entonces, ha editado y codirigido algunas de las cintas más célebres de la productora, entre ellas, Toy Story (1995), Bichos: una aventura en miniatura (1998), Cars (2006) y Ratatouille (2007). Sin embargo, su gran oportunidad llegó cuando le asignaron dirigir la tercera parte de la saga de la historia de Andy, Woody, Jessie y Buzz Lightyear. Por Toy Story 3 (2010) ganó el Oscar en la categoría de mejor película animada. Coco es su segundo largometraje aunque contó con el asesoramiento del director de origen mexicano Adrián Molina.
Publicidad

3. Gael da voz a uno de los personajes principales

Gael da voz a uno de los personajes principales
0
0 Votes

Crédito: Mix.

El actor Gael García Bernal da voz al personaje de Héctor, un músico muerto que sirve de Virgilio a Miguel durante su viaje por el inframundo. Es la primera vez que el protagonista de Amores Perros (1999) trabaja en una cinta animada. Otros actores mexicanos que prestan sus voces para Coco son Ana Ofelia Murguía, Jaime Camil, Alfonso Arau y Sofía Espinoza.

4. Día de Muertos

Día de Muertos
0
0 Votes

Crédito: Mario Arturo Martínez/EFE.

Para empaparse con la tradición del Día de Muertos, el director, productor y guionistas de Coco viajaron a Oaxaca, Michoacán y San Andrés Míxquic, uno de los siete pueblos originarios de la delegación Tláhuac. Durante estos viajes, el equipo tomó fotos, videos, apuntes: todo lo necesario para recrear en la película el folclor y el ambiente místico que se genera en los panteones cada 1 y 2 de noviembre, con sus veladoras, flores, música, rezos y costumbres como colocar botellas, comida y fotos en las tumbas.