Importantes científicos que siempre cuestionaron la existencia de Dios

Imagen de Mitzi Arlene
Mitzi Arlene 17/04/2017 0 visitas

El tema de la religión y la política siempre ha sido controversial y en cuanto se trae a colación, las personas nunca pueden ponerse de acuerdo en el tema. En esta ocasión nos vamos a sumergir en el tema de la religión, específicamente en la existencia de Dios.

A lo largo de los años muchos científicos han cuestionado la existencia de Dios y de todo lo que se relata en la biblia. Han estudiado hasta el cansancio para poder descubrir lo que esconde y encontrar una explicación lógica y científica de lo que Dios es.

Sin embargo, nunca se ha podido explicar claramente o al menos no se puede llegar a algo claro que convenza a los creyentes y a los científicos que no lo son.

En esta ocasión te presentamos las ideas y pensamientos que han tenido famosos e importantes científicos sobre la existencia de Dios y a qué conclusión llegaron después de estudiar sobre su existencia.

1. Albert Einstain.

Albert Einstain.

Crédito: Wikipedia.

“La palabra ‘Dios’ no es para mí nada más que la expresión y producto de la debilidad humana, la Biblia una colección de honorables, pero aun así primitivas leyendas que sin embargo, son bastante infantiles. Ninguna interpretación, no importa cuán sutil sea, puede cambiar esto”.

2. Werner Heisenberg.

Werner Heisenberg.

Crédito: Pinterest.

“El primer trago del vaso de las ciencias naturales te convertirá en un ateo, pero al fondo del vaso Dios te está esperando”.

3. Nikola Tesla.

Nikola Tesla.

Crédito: History.

“El don de los poderes mentales viene de Dios, Divino Ser, y si concentramos nuestras mentes en esa verdad, entraremos en sintonía con ese gran poder”.

4. Nicolás Copérnico.

Nicolás Copérnico.

Crédito: Blogodisea.

“Conocer los maravillosos trabajos de Dios, comprender su sabiduría y majestad, y apreciar, en algún grado, las maravillas del trabajo de sus leyes. Todo eso debe ser una forma placentera y aceptable de adorar al Altísimo, cuya ignorancia no puede ser más gratificante que el conocimiento”.