Adorables gatitos que aprendieron a la mala a no meterse con las abejas

Publicidad

Aunque muchas personas tengan la creencia de que los gatos son animales aburridos y perezosos, la realidad es completamente diferente. Son animales juguetones y divertidos, que podrían pasarse horas peleando con un hilo o con una caja de zapatos.

También son buenos cazadores, por lo que si tienes uno en casa te ayudará a mantener a raya a cualquier plaga de roedores que quiera invadir tu hogar. Cuando se trata de cazar no hay mejores animales que los felinos, aunque siempre deben tener cuidado con que jueguen o que animal están cazando porque podría resultar contraproducente para ellos.

Por ejemplo, si juegas con abejas, vas a salir lastimado y los gatos que te presentaremos a continuación lo aprendieron a la mala. Son algunos lindos gatos que aprendieron a la mala que las abejas pueden ser peligrosas como juguetes y aún más como comida.

¿Tienes gatos en casa? ¿Les ha pasado algo similar con una abeja?

Publicidad

1. Odio a las abejas.

Odio a las abejas.
0
0 Votes

Crédito: Tendencee.

Una gran pata suavecita y muy hinchada.


2. ¿Me ayudas? Creo que pisé una abeja...

¿Me ayudas? Creo que pisé una abeja...
0
0 Votes

Crédito: Tendencee.

Y ahora hay un problema con el tamaño de sus patas.


Publicidad

3. Algo que comí estaba pasado...

Algo que comí estaba pasado...
0
0 Votes

Crédito: Tendencee.

O tal vez era una abeja.


4. ¡Esto se merece una venganza!

¡Esto se merece una venganza!
0
0 Votes

Crédito: Tendencee.

Porque la hinchazón tardará en bajar.