¡Un señor regresa de la MUERTE para mostrarnos a estas criaturas, CONÓCELAS! #Alebrijes

Publicidad

México es una nación conocida, entre muchas cosas, por sus artesanías y originalidad cultural. También tenemos la inclinación ancestral de rendirle culto a las fuerzas espirituales, o sobrenaturales. Por ejemplo el día de muertos, el cual se considera todo un rito en honor a los seres queridos que ya están en otro mundo.

Pues otra de estas tradiciones que nos identifican, es la creación Alebrijes, ¿los conoces? Si no sabes nada acerca de estas figuras, lo primero que se te puede venir a la mente al escuchar la palabra, posiblemente sea la de criaturas traviesas, quizás una especie de duende, o puede ser que no tengas la más remota idea de lo que son. Pero estas intrigantes artesanías tienen un origen por demás misterioso, pero un desenlace motivador y que enorgullece a los mexicanos.

Son una especie de animales creados a partir de partes de otros animales; imagínate, ¡un perro con cara de vaca y patas de gallina!, pues algo así es un Alebrije. No tienen que tener uniformidad, es más, no necesariamente su cuerpo debe estar formado de partes de otros animales, pueden tener extremidades nunca antes vistas e incluso tener cuerpo de nube, o de árbol, o de cualquier recurso que se te venga a la mente ¡Qué loco!, ¿no?

Pero ya, sin darle más vueltas al asunto te invito a que conozcas los elementos que le dan origen y seguimiento a esta interesante tradición.

 

Publicidad

1. Son seres de otro mundo

Son seres de otro mundo
Su creador, Pedro Linares López, era un señor que se dedicaba a hacer piñatas. A los 30 años enfermó y cayó en cama por varios días, hasta que lo dieron por muerto. Mientras tanto, él soñaba que estaba en un plácido lugar, una especie de bosque en el que se veía caminando, como queriendo encontrar un lugar fijo. De repente unas figuras extrañas se empezaron a formar a partir de los elementos de la naturaleza; rocas, animales, plantas, todo se unía y formaba extrañas entes que lo rodeaban mientras repetían: “Alebrijes”, “Alebrijes”.

2. El regreso de la muerte

El regreso de la muerte
Pedro siguió caminando por un sendero de piedras, y encontró a un señor. Le preguntó cómo podía salir de ahí, a lo que el señor le contestó que siguiera su camino, que pronto encontraría la salida. Después de un rato, Pedro vio una ventana pequeña por la que apenas cupo, la atravesó y ¿qué crees? Así es, ¡despertó en su funeral!

3. La creación

La creación
Inmediatamente después de despertar, Pedro contó a su familia de la aventura que acababa de vivir. Y aprovechando sus habilidades para hacer figuras, creó los primeros Alebrijes a partir de cartón, papel maché, y colores vivos, tal y como los había visto en el sueño.

4. La fama como artista

La fama como artista
A partir de ahí, Pedro no cesó de hacer estas obras de arte. El dueño de una galería en Cuernavaca decidió exponer su trabajo. De ahí fue conocido por Diego Rivera y Frida Kahlo, quienes se hicieron clientes asiduos de sus artesanías. Poco a poco fue conocido internacionalmente. Dando a conocer su ingenio e historia por Estados Unidos y Europa.

5. El alebrije como tradición

El alebrije como tradición
Estas figuras fueron tomando más importancia, y valor cultural, a partir de que la cineasta Judith Bronowski filmara un documental con la historia de Pedro en 1975. Ahora también se fabrican en Oaxaca a partir de madera tallada.

6. El reconocimiento internacional

El reconocimiento internacional
En 1990, dos años antes de que Linares muriera, recibió el Premio Nacional de Ciencias y Artes en la categoría de Artes y Tradiciones Populares. Así, las personas que ya también hacían Alebrijes, se inspiraron en seguir con el legado. Y los alebrijes que Pedro hizo para Diego Rivera, se exponen en el Museo Anahuacalli de la Ciudad de México.

7. La perseverancia

La perseverancia
A pesar del éxito de su trabajo, Pedro jamás dejó de hacer sus figuras, y siempre trabajó 16 horas diarias, incluso un día antes de su morir.
Publicidad
Imagen de dubasone
dubasone 11/03/2016 0 visitas

¿Qué te pareció?