7 Platillos en los que los animales se comen VIVOS

Imagen de dubasone
dubasone 19/08/2016 0 visitas

El platillo más popular, que conocemos por su "crueldad" y también por su costoso precio, es la langosta, pues sabemos que se cocina cuando aún está viva, para concervar su sabor y sus propiedades. Sin embargo, cuando llega a tu mesa ya está muerto, por lo que tú sólo la disfrutas, y te haces de la vista gorda en cuanto a cómo fue cocinada. 

 

No obstante, los platillos que te mostraremos a continuación, están realmente VIVOS al momento en que llegan a tu mesa, y tienes que deborarlo mientras aún "respiran". 

 

Para muchas personas, y más para los animalistas y veganos, esto les parece un acto de total salvajismo y crueldad, sin embargo, en muchas culturas, en donde esto es toda una tradición, es difícil que piensen en erradicar estos platillos, ya que adenás de ser costosos, se dicen ser de los más exquisitos posibles. 

 

Sin duda es un tema que seguirá causando polémica, por la intromisión de reglas morales, religiosos, culturales, y gastronómicas, ¡un compendio difícil de organizar! Y por lo tanto de saber quién está en lo correcto.

1. El Nakji

El Nakji

Crédito: badabun

Este es una especie de pulpo pequeño, el cual se corta vivo en pedacitos, y se trata de que aun se mueva cuando te lo echas a la boca.

2. Camarón

Camarón

Crédito: badabun

Este platillo se sirve en Japón, y se llama Odori Ebi. El camarón se fríe vivo, y se trata de que llegue vivo aún a tu platillo, después lo puedes sumergir en alcohol para que olvide las penas.

3. Erizos

Erizos

Crédito: badabun

Es costumbre en Italia cazar pequeños erizos, abrirlos, y comerlos, mientras están vivos, claro.

4. Larvas

Larvas

Crédito: badabun

Este platillo es común también en Italia, en la isla de Cerdaña. La cosa es que se deja "añejar" un queso, hasta que esté en el punto de la descomposición, para después introducirle larvas. La idea es que las larvas coman la grasa, para que luego tú puedas sacrlas y disfrutar el queso, sin embargo, muchos deciden saborear el queso con todo y larvas, así, moviéndose y todo.