10 Cosas que comienzas a hacer después de los 25 inconscientemente.

Publicidad

Cuando éramos pequeños ya queríamos crecer y hacer todas esas cosas de adultos que en ese entonces nos parecían super geniales y nada complicadas de hacer pero una vez que creces te das cuenta que no todo es miel sobre hojuelas como esperabas. Hay que trabajar, levantarse temprano, cumplir con obligaciones, pagar cuentas y otras tantas cosas que no son tan divertidas como pensábamos de pequeños, aunque no todo es tan malo al ser adulto, sí es un poco más difícil de como un niño lo cree.

Y entonces, cuando cumples tu cuarto de siglo comienzas a hacer algunas cosas que creíste que jamás harías porque eras "demasiado joven" pero a partir de los 25 años empiezas por hacer esas cosas extrañas que tanto le criticabas a tus padres o a tu hermano mayor, cosas que incluso encontrabas ridículas pero que ahora son parte de tu vida cotidiana. 

No hay nada de malo pero sí las comienzas a hacer sin darte cuenta hasta que lees esta lista y eres consciente de todas aquellas cosas de adultos que comienzas a hacer a los 25

Publicidad

1. Llamas a tu mamá por teléfono cuando estás aburrido.

Llamas a tu mamá por teléfono cuando estás aburrido.
Y hablas con ella sobre lo que comiste y lo que harás de cenar.

2. Llamas a tus amigos para saber qué tan fuerte llovió por su casa.

Llamas a tus amigos para saber qué tan fuerte llovió por su casa.
Y se ponen a comparar qué tanto se inundó cada zona.

3. Haces tus compras del súper con una lista.

Haces tus compras del súper con una lista.
Y compras frutas, verduras y alimentos saludables.

4. Prefieres quedarte en casa un viernes por la noche.

Prefieres quedarte en casa un viernes por la noche.
Eso de ir de fiesta ya no es para gente de tu edad.

5. "Esos jóvenes de ahora..."

"Esos jóvenes de ahora..."
Ya se ha convertido en una frase frecuente para ti.

6. Te quedas platicando con tus vecinos.

Te quedas platicando con tus vecinos.
Sobre el clima, el vecino que se estaciona en casas ajenas y otros asuntos vecinales.

7. Ya te entrometes como tía abuela...

Ya te entrometes como tía abuela...
"No quiero opinar, pero..." ¿Te suena a algo reciente que hayas dicho?

8. Te asomas por la ventana si escuchas ruidos raros en tu vecindario.

Te asomas por la ventana si escuchas ruidos raros en tu vecindario.
No vaya a ser algún ladrón.

9. Te preocupas cuando te duele la cabeza.

Te preocupas cuando te duele la cabeza.
Ya piensas que puede ser un tumor cerebral.

10. Escuchas conversaciones ajenas.

Escuchas conversaciones ajenas.
Admite que has escuchado a través de la pared lo que hacen tus vecinos del otro lado de la pared.
Publicidad

¿Qué te pareció?