¡11 Mitos falsos que nos hemos creído desde pequeños!

Publicidad

Desde niños hay ciertas cosas que nuestros padres nos enseñaron y claro, como niños que apenas experimentaban en el mundo, muchas cosas nos las creímos y seguimos creyéndolas por el simple hecho de que fueron nuestros padres quienes nos afirmaron todo lo que sabemos y conocemos sobre el mundo.

Mientras vamos creciendo algunas cosas son descubiertas y aprendemos de otras formas lo que se supone que aprendimos de pequeños, es entonces cuando nuestros conocimientos van modificándose y entonces aprendemos de otras experiencias y también de otras personas además de nuestros padres. 

Y es entonces, cuando salimos al mundo a conocer y aprender de otras personas, que nos damos cuenta de que no todo lo que nos decían nuestros padres era verdad o completamente verdad, sino que hay algunos mitos que siempre nos creímos y de los cuales la verdad es otra completamente diferente a la que hemos conocido toda nuestra vida.

En esta lista te presentamos algunos de esos mitos que seguro hasta este momento creerás porque estamos a punto de desmentirlos para que conozcas la pura verdad

Publicidad

1. La manzana prohibida.

La manzana prohibida.

En ningún lado del libro del Génesis se menciona que fuera la manzana el fruto prohibido.

2. Dos litros de agua al día.

Dos litros de agua al día.

En realidad no son necesarios 2 litros de agua diarios para mantenerte saludable. Puedes beber menos o solo lo que tu cuerpo te pida.

3. Sonámbulos.

Sonámbulos.

No es peligroso despertar a un sonámbulo aunque para ellos sí es una experiencia rara y desagradable. Lo mejor que puedes hacer es guiarlos de vuelta a su cama para que no se lastimen.

4. Murciélagos ciegos.

Murciélagos ciegos.

No son ciegos, aunque sí tienen una vista limitada.

5. El color rojo.

El color rojo.

Los toros no se alebrestan debido al color rojo, de hecho no pueden detectar ningún color. Lo que sí les molesta son esos estúpidos que les clavan espadas solo por diversión, ¿y a quién no?

6. Nadar después de comer.

Nadar después de comer.

Se puede nadar después de comer, no es perjudicial para nada. El cuerpo humano tiene la suficiente cantidad de sangre para digerir los alimentos y atender las necesidades musculares al mismo tiempo.

7. La goma de mascar.

La goma de mascar.

Es mentira que tarde años en ser digerida. Es verdad que es difícil digerirla pero de igual manera se desechará.

8. Tronarte los dedos.

Tronarte los dedos.

Si lo haces no creas que a largo plazo te dará artritis, esto es una mentira. Ese sonido al tronar los dedos son solo burbujas de aire entre las articulaciones.

9. La muralla China.

La muralla China.

Es completamente mentira que pueda verse desde el espacio... a menos que tengas una visión magnificada o un equipo muy sofisticado para ver distancias largas.

10. Cambio camaleónico.

Cambio camaleónico.

Es mentira que los camaleones cambien de acuerdo a su entorno, más bien lo hacen dependiendo de su estado de ánimo y para regular su temperatura corporal.

11. Sabores.

Sabores.

Es mentira que cada parte de la lengua identifique un sabor en especial, toda la lengua es capaz de sentir cualquier sabor.

Publicidad

¿Qué te pareció?