12 Increíbles ilusiones ópticas creadas por la naturaleza.

Publicidad

Ya hemos visto muchas ilusiones ópticas que tratan de engañar a nuestro cerebro y a nuestra vista, esas ilusiones ópticas que alguien con mucho ingenio fabricó para servir de acertijo o entretenimiento para otras personas. Algunas de estas ilusiones ópticas sirven un tanto para ejercitar nuestra mente y aprender a observar lo que nos rodea con suma atención en cada detalle y así poder descubrir lo que está escondido detrás de cada una de estas ilusiones ópticas.

Pero, no solo existen esas ilusiones ópticas que fabrican los científicos o artistas, también la naturaleza ha creado sus propias ilusiones ópticas. Así es, ilusiones ópticas que podemos encontrar en los árboles, el mar, playas, bosques, frutas, animales, todo un montón de ilusiones ópticas completamente naturales.

La naturaleza ha querido engañarnos un poco y también entretenernos con estas impresionantes y hermosas ilusiones ópticas que podemos encontrar a nuestro alrededor, tan solo hay que observar y tal vez encuentres alguna cerca de ti, en el jardín, en un árbol, en las frutas o verduras.

La madre naturaleza ha sido bastante lista y además de proporcionarnos alimento, animales y de más, también nos ofrece estas bellas ilusiones ópticas para poner nuestra mente a prueba.  

Publicidad

1. Cataratas bajo del mar.

Cataratas bajo del mar.

Crédito: Blogspot.

En realidad es arena que se encuentra en la Isla Mauricio dando la ilusión de que se trata de una cascada bajo el agua.

2. Una pintura.

Una pintura.

Crédito: Daily Mail.

Pues no, es una fotografía real, es solo que se ven algunos árboles sin hojas y el sol al atardecer, además de las dunas de Namibia al fondo, es un juego de luces y sombras.

3. Un mar furioso.

Un mar furioso.

Crédito: Wordpress.

Estas nubes lucen como si fueran un mar muy movido, pero en realidad es un tipo de nubes que se llama undulatus asperatus y eso es lo que da la ilusión de lucir como el mar.

4. Espejo natural.

Espejo natural.

Crédito: Boomsbeat.

Este es el salar de Uyuni que gracias a la ausencia de cualquier otro objeto en su superficie parece como si fuera un gran espejo del cielo. Espectacular ¿no?

5. Acantilado.

Acantilado.

Crédito: Grind Tv.

Parece un acantilado pero en realidad es solo el agua del río en el Cañón Glen que refleja su paisaje.

6. Un bebé.

Un bebé.

Crédito: Bright Side.

Las ramas de estos árboles hicieron la forma perfecta de un bebé aún dentro del útero.

7. Abismo.

Abismo.

Crédito: Hk.on

Este es el pozo de Jacob en Texas, pero el agua es tan cristalina que hace lucir este pozo de 10 metros de profundidad como si fuera un abismo sin fondo.

8. Un árbol en invierno.

Un árbol en invierno.
No son árboles, son figuras que se forman en la arena en Baja California gracias a las mareas de aguas poco profundas pero provocadas por corrientes fuertes.

9. Carretera en la montaña.

Carretera en la montaña.

Crédito: Peter McBride.

No es un camino, en realidad es el río Colorado que se ve confundido gracias a las sombras y luces.

10. Tornado en llamas.

Tornado en llamas.

Crédito: Fantasy Club.

No es fuego, en realidad son residuos de minería en el río Tinto en España, un río que se volvió ácido y contrajo un color rojo fuego por la alta concentración de metales.

11. Manto de agua.

Manto de agua.

Crédito: Joy Reactor.

Todas esas pequeñas gotas no son más que rocío sobre una telaraña.

12. Cebra con dos cabezas.

Cebra con dos cabezas.

Crédito: Actualno.

El blanco y negro confunden un poco a la vista pero en realidad son dos cebras separadas captadas en el ángulo perfecto.
Publicidad

¿Qué te pareció?