7 Ideas raras que hicieron ricas a personas comunes ¡la #7 es muy WTF!

El mundo se divide, principalmente, en dos clases de personas: los que viven una vida de rutina, y los que por destino o como quiera decírsele llevan una vida fuera de lo convencional. Esta última clase de personas son así sobre todo por las ideas que tienen, las cuales generalmente son novedosas, raras, ingeniosas, y terminan por definir al mismo individuo que las posee.

 

Ahora bien, no por ser personas algo diferentes y con ideas fuera de lo normal, significa que esa gente vaya a tener éxito personal y económico. Sin embargo, algunos sí que lo han logrado y más que nada gracias a sus ideas que resultan ser, de tan únicas, hasta un poco absurdas y graciosas.

 

Sí, muchas personas han tenido brillantes ideas un tanto raras, pero que les han conseguido mucho dinero a cambio. Y es que en el mundo actual, casi cualquier idea que sea original puede ser vendida a un precio decente. Así que hay que ponernos las pilas y aprender de los ejemplos que aquí compartimos. A continuación, 7 ideas raras que hicieron ricas a personas comunes.

1. Huesos de la suerte

Huesos de la suerte

¿Conocen los huesos que, al partirlos, quien se quede con la mayor parte atraerá buena suerte? Ah pues ya no sólo los puedes conseguir después de haber comido, sino que gracias a la idea original de un hombre llamado Ken Aarón, se pueden conseguir en cualquier parte aunque, claro, de plástico. De eso trata su negocio y le ha resultado bastante bien.

2. Nombres de dominios

Nombres de dominios

Cada vez es más común que empresas busquen tener un nombre de dominio que les garantice un mayor alcance y éxito. Por ello, tienen que comprar dominios ya existentes o, de plano, investigar cuáles están disponibles. Para esto surgió una compañía de nombre PickyDomains, la cual se encarga de pensar y entregar nombres de dominios no registrados para ahorrarles a las empresas ese tiempo. ¿Será en verdad así de necesaria? =S

3. Doggles

Doggles

A todas las personas les gusta usar gafas para sol. En su momento, fue todo un negocio para diferentes compañías idear lentes. Sin embargo, la competencia se volvió difícil y ya no cualquiera pudo competir con las marcas ya estables. Entonces un hombre de nombre Roni Di Lullo tuvo una idea muy tonta pero brillante: vender gafas de sol para perros. Aunque no lo crean, a los 3 años de la creación de esa compañía, ya facturaban más de un millón de euros anuales.

4. Pelotas para antenas

Pelotas para antenas

La idea original y loca que hizo exitoso a Jason Wall fue vender pelotas para ponerlas en las antenas de los coches. Sí, sólo eso. Comenzó su negocio en 1998 y al año superó el millón en ingresos económicos, claro, con una buena estrategia de venta.