¡9 Cómics muy reales de cómo vive la gente y cómo soy yo!

Publicidad

Todas las personas en el mundo son completamente diferentes la una de la otra, no existe otra persona igual a ti a pesar de que digan que en el mundo hay por lo menos 7 personas muy parecidas a ti. Ni siquiera los gemelos idénticos son tan iguales, son dos individuos completamente diferentes.

Imagina si todos en el mundo fuéramos parecidos, como hechos en serie. Honestamente sería muy aburrido vivir en un mundo donde las personas fueran similares; no habría temas de conversación, ni discusiones (que muy de vez en cuando son realmente refrescantes), todos seríamos iguales y por lo tanto nada sería ni un poco interesante. 

En este caso, esta lista mostrará la diferencia de muchos de nosotros que nos sentimos tan raros a la generalidad de las personas que hacemos las cosas de un modo muy distinto, pero aún así, cuando nos sentimos raros y muy diferentes a los demás, hay muchas otras personas que se sienten muy parecido a las situaciones que reflejan estas simpaticas ilustraciones.

Creéme, no eres el único que piensa que es un raro

Publicidad

1. No queda como bronceado, queda más como un camaroncito cocido.

No queda como bronceado, queda más como un camaroncito cocido.

2. La cocina no me relaja, me estresa y hasta me aterroriza.

La cocina no me relaja, me estresa y hasta me aterroriza.

3. El chiste es sentir la música ¿no?

El chiste es sentir la música ¿no?

4. ¿Qué hay de bueno en las mañanas? ¿Por qué otras personas las aman tanto?

¿Qué hay de bueno en las mañanas? ¿Por qué otras personas las aman tanto?

5. Es que es tan sabroso estornudar con todas las ganas. ¿Para qué contenerse?

Es que es tan sabroso estornudar con todas las ganas. ¿Para qué contenerse?

6. La ropa blanca es cosa del diablo, nunca queda brillante.

La ropa blanca es cosa del diablo, nunca queda brillante.

7. Es que mis técnicas de coqueteo son especiales.

Es que mis técnicas de coqueteo son especiales.

8. Para dormir no hay una regla, hay que disfrutarlo también.

Para dormir no hay una regla, hay que disfrutarlo también.
Publicidad

¿Qué te pareció?