Los círculos viciosos de la vida contados en ilustraciones. ¿Por qué es tan complicado el #9?

Publicidad

Ya sabemos que las mujeres somos complicadas y todo un misterio por resolver, pensamos y hacemos las cosas de una manera muy diferente. Nuestra mente está siempre activa y dándole vueltas a todo lo que sucede a nuestro alrededor, creando planes secundarios, resolviendo problemas, pensando en qué ponernos, y miles de cosas más que nos llenan la cabeza de miles de decisiones que nos atormentan día y noche. Y entre todos esos problemas que tenemos las mujeres, están los círculos viciosos, esas historias de nunca acabar y que aunque tengamos ya conocimiento de lo que resultan y cómo avanzan cada vez que nos metemos en uno, seguimos cayendo en el mismo círculo vicioso y repetimos y repetimos hasta el cansancio. Estas graciosas y divertidas ilustraciones retratan esos círculos viciosos que vivimos las mujeres de una manera cómica pero que reflejan la verdad de estas situaciones femeninas con toda la verdad. Seguramente te identificarás con más de una (sino es que con todas) de esta silustraciones que, debemos admitir, nos han pasado más de una vez.

Publicidad

1. La hora de lavar los trastes.

La hora de lavar los trastes.
No importa cuántas veces nos digamos que lavaremos cada plato en cuanto se ensucie, terminaremos con esta torre infinita de platos sucios.

2. Mantener la línea.

Mantener la línea.
Ya que alcanzamos nuestra meta queremos premiarnos con un antojo pero terminamos con esa culpa tremenda que nos lleva a la dieta otra vez.

3. La hora del antojo.

La hora del antojo.
Demasiado dulce y necesitamos algo salado, demasiado salado y necesitamos algo dulce. Es cuento de nunca acabar.

4. Cambio de color.

Cambio de color.
Es un enfado estar retocando pero una vez que nos aburrimos queremos hacer un cambio sin importar lo que ya hayamos sufrido antes.

5. Un capítulo más.

Un capítulo más.
No hay mucho que decir, es un círculo vicioso que no termina hasta que dan las 7 de la mañana y te das cuenta que has pasado toda la noche diciendo que sería el último capítulo antes de ir a dormir.

6. Largo y corto.

Largo y corto.
¿No podría haber un intermedio entre ambos? Para los dos hay pros y contras que nunca nos dejan satisfecha.

7. ¿Qué me pongo?

¿Qué me pongo?
Y compramos y compramos ropa linda y a la moda pero siempre terminamos con ese conjunto favorito y cómodo de siempre.

8. ¡Ya no lo vuelvo a hacer!

¡Ya no lo vuelvo a hacer!
Bueno, la imagen se explica sola.

9. Cambio de look.

Cambio de look.
Y este es peor, ese flequillo llega a una altura donde es sumamente molesto pero una vez que crece queremos volver al mismo cambio.

10. El dinero vuela.

El dinero vuela.
Pero ya compramos esa bellísima bolsa que vimos y aunque era carísima, no importa, si alcanza.
Publicidad

¿Qué te pareció?