11 cosas que solo entenderás si te has puesto ebrio alguna vez. ¡La #9 es típica!

Una no es ninguna, dos son una pero cuando se pasan de más de 3 y no paran y paran de beber es cuando realmente debes comenzar a preocuparte. Primero comienza la etapa en que empiezas a sentir entumido y soñoliento, con un poco más ya estás más que feliz y eufórico, luego viene la etapa en que todo mundo te parece atractivo o quieres demostrarle tu cariño a toda la gente, más adelante es cuando la habitación comienza a dar vueltas y todo termina cuando de repente ya solo quieres dormir... o vomitar. Y al día siguiente puede que no recuerdes nada. Aunque no muy recomendable, si de vez en cuando te pasas de copas estas 11 cosas seguro te han pasado y te reirás porque sabes que son ciertas aunque quieras negarlo y olvidarlo. Ponerse borracho alguna vez en tu vida no será tan malo, hasta puede ser divertido. Pero recuerden niños, nada en exceso es bueno. Y si nunca se han puesto ebrios, aquí tienen una lista de lo que podría llegar a pasar.

1. Los mensajes al ex nunca fallan.

Los mensajes al ex nunca fallan.
Lo peor es que después de la cruda esto podría causarte más problemas.

2. Todo te es gracioso.

Todo te es gracioso.
Y comienzas a reírte de todo, de tus amigos, de ti, del gato, tus ataques de risa aumentan y la felicidad es infinita.

3. Vas a caerte en algún punto.

Vas a caerte en algún punto.
Tu equilibrio se va al caño y la línea recta al caminar desaparece, sabes que te vas a caer en algún momento así que ya no haces nada por evitarlo.

4. El kamasutra del borracho.

El kamasutra del borracho.
Ya que estás agotado y decides descansar un poco con todo ese alcohol dentro de tu sistema, seguro pasarás por todas las posiciones del kamasutra del borracho y tal vez amanezcas un poco adolorido.