12 personas que nunca debieron tatuarse a un ser querido. ¡Que alguien ayude a la #10!

Imagen de dubasone
dubasone 01/03/2016 0 visitas

Todos hemos sentido por alguien un amor especial, un apego que quisiéramos que jamás terminara. Puede tratarse de un cariño enorme hacia los hijos, los padres, la pareja, los hermanos. Un amor que sientes, que quieres que dure para siempre y que por este motivo te induzca a hacer algo, no sé, un pequeño gesto para eternizar a esa persona tan querida.

Entonces, no falta quien tome una fotografía, se compré pulseritas del mismo color, se pongan ropa similar con el nombre de cada uno, haga un retrato o, mejor aún, se hace un tatuaje, sí, leíste bien, un tatuaje, marca indeleble para llevar toda la vida, donde sobresalga la imagen de la persona que tanto te gustaría llevar contigo. Es una idea que por demás la pensamos y nos resulta encantadora que, sin embargo, no siempre resulta tan exacto como en ese momento pensamos que saldría.

Y para ejemplos, bueno, hay muchos.

He aquí 12 tatuajes que parten de un lindo gesto, pero que en favor de la humanidad nunca debieron realizarse.

¡Vaya, decir que son terribles es poca cosa! Pooobres típos! 

1. ¡Mejor hubiera sido tatuarse únicamente el nombre!

¡Mejor hubiera sido tatuarse únicamente el nombre!

2. Si miras este tatuaje por más de cinco segundos… ¡Te robará el alma!

Si miras este tatuaje por más de cinco segundos… ¡Te robará el alma!

3. ¡¿Acaso es la niña de El Exorcista?!

¡¿Acaso es la niña de El Exorcista?!

4. ¡Cómo una fotografía familiar se vuelve un tatuaje que hace pensar otras cosas!

¡Cómo una fotografía familiar se vuelve un tatuaje que hace pensar otras cosas!