12 Situaciones ordinarias que se convirtieron en algo tremendamente gracioso.

Imagen de Mitzi Arlene
Mitzi Arlene 26/07/2016 0 visitas

La vida diaria a veces es un poco complicada, todos tenemos días difíciles en que la energía negativa nos invade y todo, absolutamente todo nos sale mal, una cosa tras otra y nada parece ser más bueno en un día donde la mala suerte nos acompaña. 

Sí, esas cosas pasan y nos pasan a todos, no creas que solo eres tú el del mal karma y mala suerte, para todos hay días buenos y hay días malos.

Pero cuando hay días que son la mezcla de ambos, cosas que no son tan buenas pero que pasan de una manera graciosa y entonces se convierten en momentos de risa que iluminan un poco la desgracia de la situación y hacen que todo sea mucho mejor, por lo menos te harán reír un poco.

Hoy te traemos esos momentos graciosos que a pesar de ser situaciones normales de la vida cotidiana, terminaron convirtiéndose en momentos tremendamente graciosos pues por una u otra razón, una caída o una metida de pata se hizo ver con humor en lugar de verlo con negatividad

1. Día en el parque.

Día en el parque.

Nunca hay que confíar tanto en los columpios.

2. Arrastrando la lancha.

Arrastrando la lancha.

Hubiera sido más fácil arrastrarla ¿no?

3. Baño tapado.

Baño tapado.

Esta es la consecuencia de comer mucho a veces.

4. El que se despertó muy temprano...

El que se despertó muy temprano...

Pero no se dio cuenta cómo se puso los pantalones.