7 Acosadores de famosos que del fanatismo pasaron al horror ¡El #4 era un asesino serial!

Publicidad

Ser una celebridad no es fácil. Primero, porque es difícil alcanzar la fama. Y segundo, porque quedan expuestos a todo tipo de personas que creen conocerlos y que, por eso, los buscan, los siguen de un lado a otro y terminan acosándolos de forma desesperada, en busca de un poco de atención por parte de las celebridades.

 

Estos acosadores de famosos generalmente muestran una actitud de posesión, es decir, creen que la persona a la que admiran forma parte de ellos, de sus vidas. Muchos no sólo los ven en la tv o los escuchan, sino que también son obsesivos, tan obsesivos que intentan de todo para que la celebridad en cuestión sepa de sus existencias.

 

Pero no todos los acosadores se quedan en ese paso. Hay otros pocos que incluso llegan más lejos. Por ejemplo, por fin contactan con la celebridad, lo siguen, saben sus itinerarios, planifican un modo de pasar del fanatismo a algo más importante, algo que marque a la persona admirada, hasta que finalmente lo hacen… Pero de un modo criminal.

 

He aquí una lista de 7 acosadores de famosos que del fanatismo pasaron a provocar el horror… ¡Qué miedo! =S

Publicidad

1. Mark David Chapman

Mark David Chapman

Mark David Chapman pasó a la fama por ser el asesino del ex beatle John Lennon. En el año de 1980, en Nueva York, Chapman acechó durante días al cantante, hasta que en la noche del 8 de diciembre vio la oportunidad de acercársele, le pidió un autógrafo y, después, fríamente le disparó. Fue condenado a 20 años de prisión, pero aún hoy en día sigue preso. En el 2007 incluso se obsesionó con la actriz Lindsay Lohan, a quien le mandó cartas invitándola a visitarlo.

2. Yolanda Saldívar

Yolanda Saldívar

Yolanda Saldívar era una de las mayores admiradoras de la cantante Selena. Tanto que era la presidenta del club de fans oficial, así como gerente de varias tiendas que pertenecían a la cantante de tex mex. Sin embargo, al parecer no era una persona sana. En 1995, después de una discusión con Selena, Yolanda Saldívar le dispara hasta matarla. Fue condenada a cadena perpetua.

3. Robert John Bardo

Robert John Bardo

Robert John Bardo era un hombre que vivía obsesionado de la actriz Rebecca Schaeffer, a la cual acosó durante meses enviándole cartas de amor. Sin embargo, en 1989, después de ver una película donde la joven actriz tiene una escena de sexo, John Bardo se ciega de ira, viaja a Los Ángeles, ubica su departamento, entra y, sin más, le dispara en dos ocasiones. Schaeffer moriría un poco más tarde en el hospital. Mientras que Bardo fue detenido y condenado a prisión perpetua.

4. Andrew Cunanan

Andrew Cunanan

Andrew Cunanan no era un chico común. Nada de eso. Era, más bien, un asesino serial muy buscado por el gobierno estadounidense. Había matado a 4 personas y faltaba un quinto. Al parecer, Cunanan ya conocía al célebre diseñador de modas Gianni Versace, pues por lo visto ambos anteriormente habían coincidido en alguna fiesta. El punto es que Cunanan dio con el domicilio de Versace y, el 15 de julio, afuera del hogar del italiano, lo mató de 2 disparos… 8 días después Cunanan también terminaría con su propia vida.

5. Robert Dewey Hoskins

Robert Dewey Hoskins

La obsesión de Robert Dewey Hoskins era nada más y nada menos que la reina del pop, es decir, Madonna. En 1995 fue cuando decidió llevar su fanatismo a otro nivel: Pudo entrar al domicilio de la cantante en varias ocasiones para dejarle cartas amenazantes. Sin embargo, un día al intentar entrar nuevamente, se encuentra con un guardia de seguridad que le dispara al vientre. Fue condenado a 10 años de prisión, donde aún demuestra su relación de amor y odio con Madonna.

6. Ricardo López

Ricardo López

Ricardo López era un joven uruguayo, fanático de la música de Björk. Estaba enamorado de ella o, mejor dicho, obsesionado. Continuamente le mandaba cartas que ella nunca contestaba. Entonces, en 1996, su solución fue filmarse mientras construía una bomba de ácido sulfúrico para mandársela por correo, oculta en un libro. Después, por su mismo fanatismo, decidió terminar con su vida frente a la cámara, disparándose con un revólver. La policía encontró las cintas y alertó sobre la bomba, la cual, por suerte, nunca llegó a su destino.

7. Nathan Gale

Nathan Gale

Nathan Gale tenía 25 años y estaba obsesionado de la banda de metal llamada Pantera. Decía que los miembros de ese grupo le habían robado las canciones. A finales del año 2004, decidió asistir a un concierto de Damageplan, banda donde el guitarrista era Dimebag Darrel, también guitarrista de Pantera. Gale pudo escabullirse hasta el escenario y, estando ahí, tomó del hombro a Darrel y le disparó en la cabeza. En total, Darrel recibiría 6 balazos. No todo terminó en eso. Gale tiró 15 balas, mató a otras tres personas e hirió a muchas, antes de finalmente ser abatido por un policía.

Publicidad
Imagen de dubasone
dubasone 22/03/2016 0 visitas

¿Qué te pareció?