10 Trucos que te enseñarán cómo dominar tu cuerpo.

Imagen de Mitzi Arlene
Mitzi Arlene 01/08/2016 0 visitas

El cuerpo humano puede ser una máquina indescifrable, aunque mucho de su funcionamiento ha sido descubierto y explicado por diferentes ciencias, no todos podemos comprender al 100% lo que nos sucede si no hemos estudiado unos cuantos años de medicina. Hay ocasiones en que por un mínimo malestar preferimos saltarnos la visita al médico y mejor aliviarlo nosotros solos, lo cual podría en ocasiones ser contraproducente porque a la larga podría ser algo más grave, siempre hay que acudir con un especialista que sepa bien qué es lo que está haciendo y evitar a toda costa automedicarnos.

Sin embargo, hay algunos trucos que te ayudarán en ciertas situaciones, no solo de enfermedad, también en momentos que necesites un poco de ayuda para que tu cuerpo no colapse, o te pongas nervioso o para que el miedo hacia algo desaparezca. Estos trucos te ayudarán a poder domar a tu cuerpo un poquito mejor y de paso, conocer muchos trucos que podrían ser de ayuda no solo para ti, también para amigos o familia. Pónlos en práctica y verás cómo funcionan.

1. Cuando tienes picazón en la garganta...

Cuando tienes picazón en la garganta...

Crédito: Vekzhivu.

Solo tienes que frotar tu oreja, al estimular los nervios de esta parte se producirá un espasmo que hará desaparecer la picazón en la garganta.

2. Si estás un poco sordo...

Si estás un poco sordo...

Crédito: Leadtail.

Usa tu oído derecho para escuchar, este oído percibe mejor los ritmos de conversación mientras que el izquierdo percibe mejor canciones y notas musicales.

3. Elimina tu miedo a las inyecciones.

Elimina tu miedo a las inyecciones.

Crédito: Fishki.

Pon en práctica este truco: tose. Si toses mientras te ponen inyecciones sentirás menos dolor. La tos aumenta la presión en el pecho, y esto hace que el dolor se inhiba en los conductores de dolor de la médula.

4. Adiós a la nariz tapada.

Adiós a la nariz tapada.

Crédito: Vitaportal.

Presiona tu lengua contra tu paladar con fuerza y luego presiona el puente de tu nariz durante 20 segundos, voilà.