10 Viejas técnicas de belleza que en la actualidad serían tortura.

Imagen de Mitzi Arlene
Mitzi Arlene 14/10/2016 0 visitas

Las mujeres son algo complicadas en cuanto a su cuidado personal se refiere, y es que también la industria provoca que todas las mujeres quieran más y más productos para cuidar cada parte de su cuerpo, además de que la presión social sobre la belleza y el cuerpo de la mujer, no ayuda mucho.

Sin embargo, sí que hay productos que ayudan mucho a mantener piel, cabello, uñas y un rostro saludable, no solo por cosmética o vanidad, también por salud, aunque sabemos de sobra que una de las principales razones de las mujeres para consumir todos esos productos de belleza, es para lucir bien, ya sea para ellas mismas o para la gente.

Y si te parece que existen algunos tratamientos de belleza dolorosos o que parecerían instrumentos de tortura medieval, tal vez te encuentres equivocado, pues hace algunos siglos sí que se usaban tratamientos de belleza que eran peligrosos, dañinos para la salud y muy dolorosos, aunque en aquellas épocas era lo más normal del mundo para lucir bellas, elegantes y sofisticadas.

¿Cuál de estos tratamientos habrías intentado?

1. Hoyuelos.

Hoyuelos.

Crédito: London Media.

Existían máquinas para poder hacer hoyuelos en las mejillas, como una perforadora.

2. Lunares.

Lunares.

Crédito: Wikimedia.

Cuando las mujeres no las tenían de nacimiento, se las marcaban con un lápiz y en casos extremos, se pegaban los lunares de manera permanente.

3. Tocados.

Tocados.

Crédito: Wikimedia.

Eran enormes y pesados tocados que se usaban en la cabeza y que casi siempre terminaban incendiándose o eran muy peligrosos al ser extremadamente flamables.

4. Céstodos enlatados.

Céstodos enlatados.
Eran gusanos que al ser ingeridos se creía servían para adelgazar pero solo causaban un montón de infecciones.