11 Terribles imágenes que muestran los resultados de consumir metanfetaminas. No todo es diversión

Publicidad

El consumo de drogas cada vez se hace más común. Y drogas como el alcohol o la marihuana que antes eran tachadas y prohibidas, hoy están a la venta libremente. Muchos estarán en contra de esto y muchos a favor. Pero el verdadero problema es con las personas que las consumen, ya que por más mínimos que sean los efectos nocivos en el organismo, cuando se trata de ingerir sustancias que alteran tu mente, es peligroso que todas las personas las consuman, especialmente cuando hay demasiadas que carecen de responsabilidad y autocontrol

 

Sin embrago hablar de drogas más fuertes y fulminantes como las metanfeteminas, ya es asunto a parte. Ya que, en este caso, no importa qué tipo de persona seas, si te vuelves adicto a cualquiera de ellas, los resultados serán más que letales: agonizantes y llenos de tortura. 

 

Como ejemplo te compartimos, junto con las siguientes descripciones, las fotografías  que muestran a la vista algunos de los efectos que causan las drogas en el ser humano.

 

¿Conoces  a alguien que está atravesando por ésto?    

Publicidad

1. Comportamiento agresivo y violento

Comportamiento agresivo y violento
0
0 Votes
El trastorno causado por el consumo de esta droga da como resultado que el enfermo se comporte agresivo y no piense en las consecuencias.

2. Pérdida de peso

Pérdida de peso
0
0 Votes
La pérdida de apetito es otro factor del consumo de drogas. También la depresión que causa conduce a la pérdida de peso.

Publicidad

3. Problemas dentales

Problemas dentales
0
0 Votes
La droga reseca tu boca y hace que no se produzca saliva de la misma manera, la cual es enjuague para los dientes y al no tenerla los dientes son atacados por la caries. Además, por la acidez que tiene, las encías se deterioran y los dientes se rompen o se caen.

4. Adicción

Adicción
0
0 Votes
Muchas personas pruebas las drogas por que creen controlarlas. Pero en realidad no es así. Drogas tan fuertes como estas te hacen adicto aunque t´´u no quieres. Llega el momento en que consumirla es tan necesario para ti como respirar, y simplemente no lo puedes detener, aunque quieras.