7 Tips para perder ese peso decembrino y evitar el rebote.

La comedera comenzó desde Navidad y no termina hasta la rosca de Reyes, así que no será nada extraño si después del 6 de enero te pesas y en la báscula hay algunos kilos de más. Durante estas vacaciones decembrinas dejamos el ejercicio en pausa y nos desatamos comiendo todo lo que se nos pone enfrente y es que ¿cómo resistirnos a todas las delicias típicas de esta temporada? Es básicamente imposible seguir la dieta y hacerle el feo a tanta comida tan deliciosa.

Sin embargo, en enero hay que ponerse las pilas para bajar esos kilos de más y mantenernos saludables durante el resto del año, porque también hay que cuidar de nuestra salud y nuestro peso, por aquello de todas esas enfermedades provocadas por el sobrepeso.

Pero hay que ser sumamente cuidadosos y pedir ayuda profesional para poder perder ese peso y evitar el rebote después. Hoy te compartimos algunos tips para perder peso de la manera más saludable y evitar recuperarlo después. Así que pon manos a la obra y dile adiós a ese peso extra que trajo Santa Claus.

1. Deja atrás los sentimientos negativos.

Deja atrás los sentimientos negativos.

Crédito: Freepik.

No tomes la dieta como algo negativo y restrictivo, el objetivo de una dieta es mantenerte en forma y saludable y si lo haces con sentimientos negativos, no lograrás nada. Házlo con positividad y no te des por vencido.

2. Adiós a las dietas estrictas.

Adiós a las dietas estrictas.

Crédito: Pixabay.

Cortar de tajo algunos alimentos y llevar una dieta muy estricta podría resultar contraproducente; ponerte de malas, nervioso, ansioso e incluso provocarte algún desorden alimenticio, así que primero que nada consulta a un especialista que te de una dieta adecuada para ti.

3. Objetivos realistas.

Objetivos realistas.

Crédito: Pixabay.

Creer que vas a lucir como una modelo de revista en un mes no es posible, todos los cuerpos son diferentes y reaccionan distinto ante las dietas, así que ponte una meta realista que vaya de acuerdo a tu alimentación, tu cuerpo y tu estilo de vida. Ve poco a poco.

4. La mente es poderosa.

La mente es poderosa.

Crédito: Freepik.

Enfócate en tu meta, no dejes que tu mente sea tu peor enemigo, al contrario, mentálizate para darte ánimos cuando sientas que estás por tirar la toalla.