10 alimentos que debes evitar si no quieres verte más viejo.

Publicidad

Hemos dicho que el cuerpo es la máquina que nos hace funcionar, nos hace en primer punto vivir, y en segundo punto recibir todas las emociones que ocasiona el hecho de vivir, nada más genial que sentir los placeres de la vida como comer, hacer ejercicio o reír (sólo por decir algunos). Pues bien, también he mencionado que debemos cuidar nuestra máquina porque juro que si no lo hacemos nosotros nadie más se preocupará por lo que nos pase o hagamos.

 

La única manera de cuidar nuestra máquina/cuerpo es por medio de lo que comemos y le damos para que siga funcionando, parece increíble todoas las cuestiones en las que afecta o beneficia el comer mal o bien, y ahora que el estrés aumenta y aumenta y vemos arrugas en nuestro rostro e incluso nos sentimos más cansados es momento para echar un ojo a que alimentos pueden no estar ayudándonos para tener buena energía.

 

Aquí los 10 alimentos que debes evitar para no envejecer, obvio algún día lo haremos pero mientras más podamos retrasar ese momento mejor. 

Publicidad

1. Evita exceso de azúcar

Evita exceso de azúcar
0
0 Votes
Debilitan el sistema inmunitario y procesos inflamatorios de los tejidos, que conducen a la formación de celulitis y problemas en la dermis.

2. Sodio (en exceso)

Sodio (en exceso)
0
0 Votes
Consumir mucha sal envejece, enferma y mata las células y tejidos, debido a que altera el metabolismo de las mismas y su bioquímica. Además, genera inflamación por que causa retención de líquidos, afectando a su vez a la elastina necesaria para la piel.
Publicidad

3. Más de cuatro tazas de café

Más de cuatro tazas de café
0
0 Votes
Genera un aumento de los niveles de cortisol (hormona del estrés), el cual acelera el envejecimiento, deshidratación y opacidad de la dermis.

4. Grasas Hidrogenadas

Grasas Hidrogenadas
0
0 Votes
Este tipo de grasas promueven la oxidación y formación de radicales libres, afectando principalmente a las arterias y la circulación, causando incluso ataques cardiacos. Ejemplo de ellas son las golosinas, repostería y en margarina. ¡Aguas!
Publicidad