¡17 trucos que harán tu vida más fácil! El #16 te será muy útil en la cocina.

Publicidad

Cada día en nuestras actividades diarias podemos encontrarnos con algunas dificultades, que si lo pensaramos un poco, podríamos resolver sin complicarnos tanto. Existen miles de trucos y "hacks" que nos harían la vida más fácil si los conociéramos, sin embargo, muchos de ellos no se nos ocurrirían ni en mil vidas. Aquí te vamos a presentar una serie de trucos facilísimos que te salvarán de muchas y que también te harán la vida mucho más fácil. Estos increíbles e ingeniosos trucos no son tan complicados, que es lo más gracioso de todo. Son trucos tan simples que hasta podrías golpearte la cabeza por no haberlos pensado antes pues son tan lógicos aunque si los hubieras pensado antes seguramente no estaríamos haciendo este artículo porque ya los conocerías desde antes... El punto es que estos sencillos trucos te sacarán de muchos apuros y harán de la vida cotidiana algo mucho más fácil. Seguramente correrás a buscar los materiales para intentar alguno de estos trucos y probar su funcionamiento. Te lo garantizamos que sí funcionan de verdad.

Publicidad

1. Para llenar una cubeta...

Para llenar una cubeta...
Si necesitas llenar un cubo de agua pero no cabe debajo del chorro, utiliza un recogedor como si fuera un embudo y ¡voila!

2. Soporte para libros.

Soporte para libros.
Si necesitas detener el libro de cocina para poder ir leyendo la receta, todo se arreglará con un gancho de pantalones.

3. Cables organizados.

Cables organizados.
Los cables enredados siempre son una pesadilla, pero si usas de estas pinzas podrás organizarlos con mayor facilidad.

4. Soporte de cargador y teléfono.

Soporte de cargador y teléfono.
También se puede reciclar; un viejo envase se shampoo o crema puede servir como soporte si lo cortas y lo decoras. ¿Qué tal?

5. Evitar el derrame.

Evitar el derrame.
Coloca una cuchara de madera sobre la cacerola en la que hierva algo para evitar que el agua se derrame cuando esté en su punto ebullición.

6. Evita que se peguen.

Evita que se peguen.
Para que al quitarle la cáscara a un huevo cocido sea mucho más fácil, añade un poco de levadura al agua en la que los cocerás.

7. Planchado de cuellos.

Planchado de cuellos.
Una plancha para el cabello también puede ser sumamente útil para alisar los cuellos de las camisas.

8. Esponja curativa.

Esponja curativa.
Para golpes o inflamaciones, no necesitas comprar una bolsa especial. Mete una esponja empapada en agua a una bolsa de plástico y métela al congelador, será muy útil y no derramará nada de agua cuando el hielo se derrita.

9. Las... cositas esas de las lata de refresco.

Las... cositas esas de las lata de refresco.
Si ya no hay más espacio o quieres colgar conjuntos de ropa juntos, usa esas pequeñas cosas de metal de las latas de refresco para añadir un colgante al gancho de ropa que ya cuelga en tu clóset.

10. Luces brillantes.

Luces brillantes.
Si los faros de tu coche están tan asquerosos que no alumbran nada, límpialos con pasta dental, quedarán como nuevos.

11. Botana segura.

Botana segura.
Te manchas los dedos, no alcanzas el último pedazo; fácil, sólo sigue las instrucciones de la imagen para tener un fácil acceso a las frituras.

12. Teclado sucio.

Teclado sucio.
No tires esos post-it usados, aún pueden ser de utilidad. Pasa la parte del pegamento entre las rendijas del teclado para limpiar cualquier suciedad.

13. Zapatos a prueba de agua.

Zapatos a prueba de agua.
Es muy fácil; frota una vela o cera de abeja en tus zapatos de tela, sécalos con aire caliente y ¡ta dá! zapatos a prueba de agua.

14. Añade llaves sin arruinar tu manicure.

Añade llaves sin arruinar tu manicure.
Siempre es díficil abrir los llaveros, en lugar de usar tus uñas, usa un sacagrapas para separar el llavero y será mucho más sencillo.

15. Oreos sin problema.

Oreos sin problema.
Para evitar que ensucies tus dedos de leche, chocolate y moronas de galleta, usa un tenedor para introducirlo en el relleno de las galletas y que no quede rastro.

16. Cerveza fría al instante.

Cerveza fría al instante.
Para que una bebida se enfríe más rápido lo que tienes que hacer es mojar una toalla de papel, envolverla alrededor de la botella y meterla al congelador. En poco tiempo la bebida estará más fría y lista para disfrutar.

17. Botón seguro.

Botón seguro.
El cierre de tu pantalón no funciona y se baja y se baja... La solución es usar un anillo de llavero introducido en el orificio del cierre y después asegurarlo sobre el botón de tus jeans.
Publicidad
Imagen de Mitzi Arlene
Mitzi Arlene 17/02/2016 0 visitas

¿Qué te pareció?