Momentos en que la naturaleza nos ha hecho querer vivir en otro planeta

Nuestro mundo es interminablemente vasto, y aunque el calentamiento global se está llevando poco a poco nuestro planeta, todavía hay una gran diversidad que ni siquiera ha sido explorada por completo. Nuevas especies, nuevos lugares, muchas cosas que ni siquiera imaginamos pero que viven en este mismo mundo igual que nosotros.

Tal vez te has topado en alguna ocasión con un bicho extraño que te intimidó por completo o te sembró curiosidad, y es que no estamos seguros de que los científicos del mundo hayan descubierto en su totalidad todas las especies animales que existen en el planeta, por lo que es muy probable que más de medio planeta esconda muchos lugares y animales que no conocemos y que tal vez no conozcamos nunca.

Así que no nos sorprende (o tal vez sí un poquito) que las imágenes a continuación existan, y es que la naturaleza sí que sabe impresionar con animales, fenómenos naturales y momentos que parecen sacados de una película de terror, y lo peor, sin efectos especiales, siendo completamente real.

¿Te imaginas toparte con uno de estos escenarios en tu casa o en la calle? ¿Qué harías?

1. Zorro volador.

Zorro volador.

Crédito: Reddit.

Esta especie de "murciélago" tiene una altura de hasta 40 centímetros y una distancia de ala a ala de 1.5 metros y pueden ser encontrados en islas tropicales o principalmente en Asia, sin embargo, solo comen frutas.

2. Lagartijas detrás de la puerta.

Lagartijas detrás de la puerta.

Crédito: Reddit.

Algunos reptiles ponen huevos, sin importar en donde, mientras otro tipo de reptiles como el Solomon, dan a luz a sus crías.

3. Aventón en un pitón.

Aventón en un pitón.

Crédito: Twitter.

Estas ranas no le temen a nada, así que decidieron tomar un aventón a bordo de una pitón de casi 4 metros de longitud.

4. Pescado lucio.

Pescado lucio.

Crédito: Reddit.

Estos pajaritos usaron la cabeza muerta de un pez lucio para hacer su nido. Estos peces son famosos por quedarse muy quietos por un largo período de tiempo, aunque afortunadamente este ya estaba muerto.