Olvidadas reglas de etiqueta que deberíamos acatar nuevamente en la actualidad

Los buenos modales nunca pasan de moda.
Publicidad

La etiqueta, sencillamente, abarca un conjunto de normas para hacer las cosas en forma correcta y de manera más fácil; es la expresión formal de los buenos modales necesarios para convivir en sociedad.

Las reglas de etiqueta son algo antiguo, único y que todos deberíamos seguir. No son tan difíciles de acatar y, si lo hiciéramos todos, seguro sería un mundo mejor. Desafortunadamente, se están perdiendo estos principios a través de los años ya que mucha gente cree que las reglas de etiquetas son algo que da vergüenza, que ya no va con la moda o que son actitudes pasadas de moda, anticuadas y retrógradas, aunque no sea así en realidad.

En realidad los fundamentos de la etiqueta son bastante sencillas. Se trata de expresarse con palabras agradables, cordialidad elemental, buena presentación personal y la habilidad de no dejarse llevar por las emociones. 

Te invitamos a empaparte de estas reglas y empezar a aplicarlas, terminarás siendo una persona más educada a la vista de los demás. 

Publicidad

1. Si dices la frase “Yo te invito“ significa que tú vas a pagar.

Si dices la frase “Yo te invito“ significa que tú vas a pagar.
0
0 Votes

Otra forma de decirlo sería ”¿Qué te parece si vamos a un restaurante?“ En ese caso cada uno paga por su cuenta y sólo si uno de los dos acepta lo que se propone por el otro, este podrá aceptar.

2. Nunca vayas de visita sin llamar antes.

Nunca vayas de visita sin llamar antes.
0
0 Votes

Si alguien llegó a tu casa de visita sin previo aviso puedes permitirte lucir la ropa que usas por lo general cuando estas allí solo. Una dama británica dijo una vez que si a su casa llegan visitas inesperadas ella agarra su sombrero y paraguas. Si la persona que vino es de su agrado ella le dirá “¡Ah que suerte que acabo de llegar y tu también!”, pero si la persona que apareció sin avisar no es precisamente a quien ella quiere ver le dirá ”¡qué lástima que deba irme!".

Publicidad

3. Nunca coloques tu teléfono inteligente en la mesa en lugares públicos.

Nunca coloques tu teléfono inteligente en la mesa en lugares públicos.
0
0 Votes

Si lo haces, estás mostrando la importancia que tiene ese aparato en tu vida y lo poco que te interesa lo que está ocurriendo a tu alrededor; además puede ser interpretado por tu interlocutor como si estuvieras esperando el momento preciso para revisar tu cuenta de Instagram (por ejemplo) o responder una llamada, para acabar una conversación que para ti no es importante. Eso habla muy mal de ti.

4. El hombre no debe llevar la bolsa de la mujer.

El hombre no debe llevar la bolsa de la mujer.
1
-1 Votes

Y el abrigo de la mujer solo debe ser manipulado por el hombre para llevarlo hasta el perchero o guardarropas.