Los peroes trabajos de todo el mundo

Estos trabajos no son aptos para cualquier persona, son considerados los peores que pueden realizarse. ¿Te atreverías a tener alguno de estos trabajos?
Imagen de José
José 03/07/2017 0 visitas

Existen trabajos que son nefastos, aburridos, sin chiste, que la mayoría de las personas no desearían tener, pero tienen que hacerlo por que lo necesitan, es fundamental en la vida tener un trabajo que nos ayude con los gastos económicos, ganarnos el pan de cada día y dejar algo de provecho para nuestros hijos si los tenemos claro.

Hay personas que creen que tienen el peor trabajo del mundo porque su jefe es una persona poco considerada o porque ganan muy pocos ingresos.

Alrededor del planeta existen empleos que son considerados como los peores del mundo, debido a sus extremos peligros o simplemente por ser asquerosos y algo repetitivos. A continuación te damos a conocer el contenido de esta lista y te darás cuenta que son verdaderamente poco agradables, entonces, veras que tu actual empleo no es tan malo como piensas. Así que repite conmigo: "No me volveré a quejar de mi trabajo". 

1. Analizador de gases intestinales.

Analizador de gases intestinales.

En las empresas que se elaboran productos de higiene tienen empleados con esta labor. Para combatir malos olores, se encapsulan los gases y luego se analizan mediante el olfato.

2. Examinador.

Examinador.

Creo que nadie querría estar en su lugar, tener que adentrarse al trasero de un animal no debe ser nada agradable.

3. Espanto de casa del terror.

Espanto de casa del terror.

A muchas personas les parecería atractivo vestirse para asustar a las demás personas, pero quienes que se disfrazan diariamente de esto, les parece poco agradable. Deben maquillarse con pinturas que a la larga resecan la piel, portar disfraces y ropa poco cómoda. Por si esto fuera poco, deben asustar a la gente y aguantar los gritos y formas de reaccionar de los visitantes.

4. Oledores de cuerpos.

Oledores de cuerpos.

A algunas personas se les hace entrega de algún producto como un desodorante, una crema, un shampoo, para que lo utilicen y posteriormente saber si estos funcionan, así que para eso están los oledores, ellos se encargan de realizar pruebas de olfato para comprobar su efectividad.