¿Sabes cuáles son los aviones presidenciales más caros del mundo? ¡El de México está entre ellos!

Están adaptados a las necesidades de los jefes de Estado que vuelan en ellos. Cuentan con sistemas de seguridad capaz de realizar ataques aéreos y de ser indetectables para cualquier señal en tierra. Pero también con algunos de los lujos más extravagantes que los petrodólares son capaces de costear: aviones con sauna, gimnasio, cocina, comedor, suites presidenciales: todo lo indispensable para que alguien se sienta importante. A continuación presentamos una lista de los cinco aviones presidenciales más costosos del mundo. Lo curioso es que algunos corresponden a países donde hasta el 80% de su población vive en la miseria.

1. México: Boeing 787-8 Dreamliner.

México: Boeing 787-8 Dreamliner.

Crédito: Presidencia.gob.mx

Fue adquirido desde 2011 para remplazar al Boeing 757-225 "Presidente Juárez" que llevaba operando desde 1987. Sin embargo, el Dreamliner, parte de la nueva gama de aviones ecológicos diseñados por la multinacional estadounidense Boeing, no llegó a México sino hasta el 3 de febrero de 2016. Fue bautizado bajo el nombre de "José María Morelos y Pavón". El costo total de la aeronave, una vez hechas las adecuaciones de ingeniería, sistemas de seguridad, equipamiento de cabina y adecuaciones estructurales, fue de 218 millones de dólares bajo el tipo de cambio de 13.50 pesos, por lo que tuvo un costo de 2,952 millones de pesos. El avión permite una autonomía de vuelo de hasta 13,900 kilómetros, gasta 20% menos combustible y genera 60% menos ruido que los aviones de su categoría. Está diseñado para llevar 80 pasajeros (20 más que el Presidente Juárez) y cuenta con un equipo de telecomunicaciones satelitales e internet.

2. Arabia Saudi: Boeing 747.

Arabia Saudi: Boeing 747.

Crédito: Wikipedia.

Al rey de Arabia Saudita, Salman bin Abdulaziz, le gusta el lujo y la extravagancia, como a sus predecesores. Es por ello que los dos aviones presidenciales con los que se mueve por el mundo cuentan con algunas adecuaciones que ninguna otra aeronave de su tipo. Tiene un Boeing 747 valuado en 520 millones de dólares que incluye, entre otras amenidades, una fuente real en medio de una sala-comedor. El otro es un Airbus A380, considerado el avión de pasajeros más grande del mundo, valuado en 500 millones de dólares. Fue adecuado con un spá, sauna, gimnasio, recámara con cama King size, comedor para 20 pasajeros y una sala de conferencias.

3. Zimbabue: Boeing 767.

Zimbabue: Boeing 767.

Crédito: El Economista.

El país que en 2010 tuvo el Índice de Desarrollo Humano más bajo del mundo de acuerdo con la ONU, también cuenta con uno de los aviones presidenciales más caros. La aeronave en la que se desplaza el presidente desde 1985, Robert Mugabe, cuesta unos 400 millones de dólares. Se trata de uno de los aviones más rápidos de la gama de Boeing. Tiene una autonomía de vuelo de hasta 7,100 kilómetros y capacidad para trasladar a un número de pasajeros que oscila enre los 18 y 375. Está decorado con los colores de la bandera de Zimbabue y, por cuestiones de seguridad, cada vez que aterriza en un aeropuerto del país sudafricano, la pista debe ser liberada de cualquier otra aeronave y solo unos cuantos testigos deben acudir a recibir al mandatario.

4. Japón: Boeing 747-400

Japón: Boeing 747-400

Crédito: Aereo Icarus.

El avión en el que viaja el primer ministro japonés, Shinzo Abe, formaba parte de la flota de Japan Airlines, la aerolínea bandera del país nipón que opera desde el Aeropuerto Internacional de Narita. Tiene un valor de 300 millones de dólares. Cuenta con capacidad para 524 pasajeros en su versión comercial, aunque para el uso del gobierno japonés se hicieron algunas adecuaciones, eliminando muchas de las filas de asientos para dar lugar a salones de conferencias, comedor, sala de reuniones y cocina. Alcanza una velocidad de 1,000 km/h gracias a sus cuatro potentes motores y sistematización automática.